Con una distancia de apenas 40 kilómetros entre Padua y Venecia, esta ruta por la región italiana del Véneto es una buena opción para perderse por sus callejuelas, canales y soportales y disfrutar de la magnificencia de su arquitectura.