Ruta Padua-Venecia: sumérgete en el corazón del Véneto

Con una distancia de apenas 40 kilómetros entre Padua y Venecia, esta ruta por la región italiana del Véneto es una buena opción para perderse por sus callejuelas, canales y soportales y disfrutar de la magnificencia de su arquitectura.

¿Cómo llegar?

Desde España, Aena ofrece numerosas conexiones aéreas con esta zona de Italia. De hecho, podemos viajar directamente hasta el aeropuerto de Marco Polo, en Venecia, o volar a Verona y desde allí dirigirnos, en primer lugar a Padua, a unos 100 kilómetros de distancia.

Si buscamos una opción low cost, podemos optar por el de Treviso, a unos 40 minutos de la ciudad de los canales, donde vuela la compañía Ryanair.

Una vez en suelo italiano, no tendrás problema para encontrar conexiones entre ambas ciudades, ya que existen muy buenas comunicaciones tanto en tren como en autobús para moverte desde el aeropuerto hasta Padua y Venecia.

¿Qué ver en la ruta Padua-Venecia?

Puntos de interés en Venecia

Considerada por muchos como una de las ciudades más bonitas y románticas del mundo, Venecia en sí misma es todo un espectáculo para el visitante. No obstante, hay algunos rincones que no puedes dejar de ver en esta ruta Padua-Venecia:

  • Los canales: formada por 119 islas, será imposible visitar Venecia sin pasear por sus encantadores canales, surcados por infinidad de góndolas, sin olvidar el Gran Canal que surca la ciudad.
  • La Plaza de San Marcos: definida por Napoleón Bonaparte como “el salón más bello de Europa”, esta plaza es una de las estampas más visitadas de la ciudad. En ella se encuentran la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campanille y la Torre del Reloj.
  • Puente de Rialto: es el puente más antiguo de los cuatro que cruzan el Gran Canal, obra de Antonio Da Ponte, y ofrece magníficas vistas de la ciudad, si la muchedumbre lo permite. En uno de sus laterales, además, puedes sumergirte en la vida local a través del colorido mercado de Rialto.
  • Santa María de la Salud: no te pierdas tampoco la impresionante cúpula de esta basílica y las reconocidas pinturas de su interior, con obras de Tiziano y Tintoretto.
  • Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari: aunque su exterior no es muy impactante, la riqueza artística que alberga es digna de visitar, con cuadros y esculturas de grandes maestros italianos como Bellini, Tiziano o Canova.
  • Puente de los suspiros: llamado así por los suspiros de los prisioneros del Piombi que lo cruzaban, este pequeño puente que cruza el Río di Palazzo es una joya imprescindible para los turistas.

Puntos de interés en Padua

Aunque no está entre los grandes destinos turísticos de Italia, esta pequeña ciudad es una visita imprescindible dentro de la región del Véneto.

En Padua, o Padova –como la llaman los italianos- existen numerosos puntos de interés:

  • La Basílica de San Antonio: este monumento es el que le ha dado mayor fama a la ciudad por su precioso interior estructurado en claustros y su exterior representativo de los estilos románico, gótico y bizantino.
  • La Universidad de Padova: es una de las más antiguas (fundada en 1222) e importantes del país y todo un atractivo para el visitante, incluyendo un peculiar teatro anatómico.
  • Prato della Valle: se trata de una bella plaza rodeada por un canal y decenas de esculturas que se reflejan en el agua.
  • La capilla de los Scrovegni: realizada por Giotto, merece la pena conocer este monumento gótico. Eso sí, te recomendamos que reserves con antelación.
  • Piazza delle Erbe y Piazza della Fruta: separadas por el Palazzo della Ragione, estas dos plazas ofrecen una imagen costumbristas de la ciudad que te acercará a la esencia de Padua.
  • Piazza dei Signori: además de la plaza en sí, en este punto podrás disfrutar del reloj astronómico, la Logia de la Gran Guardia y la Iglesia de San Clemente.
  • La catedral de Padua: el Duomo también es otra de las paradas obligadas en la ruta Padua-Venecia.

Lugares cercanos

Si dispone de más tiempo, en la zona del Véneto existen otros muchos atractivos. Entre ellos, te proponemos:

  • Verona: a 120 kilómetros al oeste de Venecia, a 100 de Padua y a poca distancia del Lago de Garda se encuentra la ciudad de Romeo y Julieta.
  • Lido: si el tiempo acompaña y quieres disfrutar de un día de playa, siempre te puedes acercar a esta zona de turismo de verano.
  • Burano: no te pierdas el atractivo visual de las casas de colores de esta isla de la Laguna de Venecia.
  • Murano: conoce de primera mano cómo se fabrica uno de los cristales más conocidos del planeta.