Inditex y la importancia de la administración de suministros

Con ocho firmas comerciales, más de 150.000 empleados de 90 nacionalidades repartidos en 7.000 tiendas por los cinco continentes y unas ventas de 20.900 millones de euros, el grupo español Inditex se ha convertido en un gigante de la moda a nivel internacional. Pero, aunque se capacidad para crear productos con las últimas tendencias a precios asequibles es una de sus principales ventajas competitivas, gran parte del éxito de la empresa fundada por Amancio Ortega reside en la importancia de la administración de suministros, especialmente en su ágil cadena de distribución.

¿Cómo ha conseguido este emprendedor gallego convertir una modesta fábrica de ropa femenina surgida en 1963 en todo un imperio con presencia en las zonas más cotizadas de todo el mundo? En su propia web corporativa, el grupo Inditex señala hace mención a “un eficiente sistema logístico radicado en España, que lleva a todas las tiendas del grupo productos nuevos dos veces por semana.

La cadena de suministros

En términos generales, la cadena de suministros se refiere al proceso desde la fabricación de un producto hasta que este llega al consumidor final. Según J. F. Magee, en Industrial Logistics: Analysis and Management of Physical Supply and Distribution Systems, la logística es el “movimiento de los materiales desde una fuente u origen hasta un destino o usuario”, mientras que M. Lambert, M. Cooper y J. D. Pagh lo definen, en Supply Chain Management: Implementation Issues and Research Opportunities, como “la parte de la gestión de la cadena de suministro que planifica, implementa y controla el flujo eficiente y efectivo de materiales y el almacenamiento de productos, así como la información asociada desde el punto de origen hasta el de consumo, con el objeto de satisfacer las necesidades de los clientes”.

Existen distintos sistemas logísticos, desde descentralizados, donde son los proveedores los que se encargan de controlar el proceso de fabricación, confección o reparto, hasta sincronizados, donde la compañía se hace cargo de todas las etapas. La elección de uno u otro será lo que determine la mayor o menor eficacia de esta fase empresarial, consiguiendo que el producto o servicio llegue al consumidor de la forma más óptima. De ahí la importancia de la administración de suministros.

La importancia de la administración de suministros en Inditex

En este sentido, el grupo Inditex es uno de los casos de éxito más utilizados para explicar cómo las empresas pueden introducir innovaciones de procesos y convertir un ámbito como la logística en una fuerte ventaja competitiva.

En Zara, Pull&Bear, Oysho y demás marcas, todas las tiendas reciben mercancía dos veces por semana. Para conseguir esta fluidez en los repartos, es vital contar con una exhaustiva coordinación y comunicación entre todos los integrantes de la cadena de suministros.

La maquinaria se pone a funcionar a diario, cuando los encargados de cada establecimiento envían, al finalizar la jornada, los datos de ventas, de modo que la empresa matriz conoce automáticamente sus necesidades.

Esta información se emplea en una doble vertiente. Por un lado, el grupo Inditex realiza pequeñas partidas de cada prenda y aumenta la tirada en función de la demanda que consigan en el mercado, por lo que la comunicación diaria con las tiendas le permite conocer cuáles son los artículos que más triunfan entre los consumidores, como su famosa chaqueta amarilla.

Por otro, permite a sus inmensos centros logísticos conocer las necesidades de cada establecimiento y preparar los envíos a partir de un estudiado almacenamiento automatizado que divide las prendas en colgadas y dobladas por tallas, color y modelo. Este sistema permite a Inditex proveer a todo el grupo en tiempo récord: solo tarda de 24 a 36 horas en enviar los paquetes por toda Europa y 48 horas, al resto del mundo, poniendo de manifiesto la importancia de la cadena de suministro en la excelencia empresarial de esta multinacional.