Don de gente y otras cualidades exigibles al equipo de Protocolo

Los profesionales del protocolo de una empresa son los responsables de planificar, organizar y ejecutar las actividades y eventos que lleve a cabo la organización con el objetivo de que estos se desarrollen bajo unos parámetros de buenos modales, respeto y educación. Dada su responsabilidad, se relacionan con todo tipo de personas, por lo que deben reunir numerosas cualidades, incluido un profundo don de gente.

Sus funciones van desde la preparación y supervisión de actos, hasta la atención a los medios de comunicación o el recibimiento y trato con proveedores de otras culturas, por lo que las compañías con un considerable tamaño deben plantearse la necesidad de incorporar un equipo de Protocolo que se encargue de mejorar el branding empresarial y la imagen de la organización a nivel interno y externo.

¿Qué criterios se deben tener en cuenta a la hora de reclutar profesionales para conformar este grupo de trabajo?

Conocimientos técnicos

En cuanto a las habilidades técnicas de estos trabajadores, María Soledad Muñoz Boda, en su libro Protocolo y Relaciones Públicas apunta los siguientes requisitos:

  • Respecto al nivel de formación, los miembros del equipo de Protocolo deben contar con una sólida base de conocimientos de su sector, contando con las herramientas necesarias para llevar a cabo todas sus funciones y desarrollando una constante actualización para estar al día de las normas y pautas protocolarias.
  • Asimismo, dado que interactúan con diferentes áreas de la empresa, también deben tener conocimientos medios en los ámbitos de Márketing, Comunicación, Relaciones Públicas, Administración, Finanzas, Informática, etc.
  • No hay que olvidar la importancia de dominar diferentes idiomas para poder relacionarse con operadores extranjeros con soltura.
  • Como representantes de la organización, los profesionales de Protocolo también deben conocer al detalle la empresa para la que trabajan, controlando tanto su estructura como su funcionamiento.
  • Por último, para poder generar una buena imagen de marca, este colectivo necesita saber analizar las expectativas y demandas de los diferentes públicos, mediante el manejo de herramientas de evaluación social.

Habilidades sociales: don de gente y otros requisitos

Si bien en todos los procesos de selección de personal se deberían analizar las habilidades sociales de los candidatos al puesto laboral en concreto, en el caso de los profesionales de Protocolo es aún de mayor importancia tener en cuenta estas aptitudes y actitudes, debido al alto grado de interrelación personal que se registra en este perfil laboral.

En este sentido, el experto en Protocolo Felio A. Vilarrubias, autor de Derecho premial: protocolo, ceremonial, heráldica y vexilología en el Estado, en las corporaciones públicas y la empresa multinacional, entre otros libros, señala las siguientes características de los responsables de este departamento:

  • Vocación por su trabajo.
  • Actualización constante en su ámbito.
  • Respeto de las normas.
  • Espíritu de servicio.
  • Sentido de responsabilidad.
  • Don de gente.
  • Amabilidad.
  • Discreción y respeto por el secreto empresarial.
  • Alto nivel cultural.
  • Integridad.
  • Diplomacia y capacidad de persuasión y negociación.
  • Organización.
  • Paciencia.
  • Dinamismo y vitalidad.
  • Comprensión.
  • Humanidad.
  • Sinceridad.
  • Autoconfianza.
  • Capacidad de autocrítica.
  • Buena dicción.
  • Sin preferencias ideológicas manifiestas.
  • Rápida capacidad de decisión y adaptación a los cambios.
  • Buena presencia física y elegancia en el vestir.